¿A dónde puede alojarse en Milán?

¿Por qué no en una antigua fábrica transformada en un sugestivo hotel de estilo?

Por trabajo o vacaciones, hospedarse en el Enterprise Hotel significa -sobre todo- vivir rodeados del espíritu creativo de Milán.

Milán, la ciudad más viva y productiva de Italia, brinda centenares de posibilidades de hospedaje para la visita de trabajo o placer; elegir como alojamiento el Enterprise Hotel significa, además, regalarse un valor agregado para su descanso.

El hotel surge en un antiguo edificio que albergaba, en las primeras décadas del siglo XX, una fábrica de radios, primero, y una estampería de una famosa revista italiana luego.

Fruto hoy de una refinada reestructuración industrial, el hotel mantiene muy vivas las sugestiones que sólo un edificio histórico logra transmitir. Por este motivo, el Enterprise es el hotel de estilo que mejor representa el espíritu creativo e innovador de Milán, de hecho, es símbolo del mejor connubio entre diseño e innovación, tradición y eficiencia.

El hotel brinda varias posibilidades de alojamiento:

Habitación Familiar para quien se aloja en Milán con toda la familia

Habitaciones de uno y dos ambientes para quien prevé una estadía más larga en la ciudad

Suite y junior suite para quien busca para su estadía -sobre todo- la mayor comodidad

Habitaciones superior y executiva para quien prefiere practicidad y eficacia pero, al mismo tiempo, un ambiente más familiar y confortable

Además de ser el hospedaje ideal para pernoctar en Milán, el hotel es un lugar abierto a la ciudad y sus ciudadanos; de hecho, pone a disposición, no sólo de sus huéspedes sino también de sus clientes externos, espacios y servicios diferentes, según necesidades y expectativas:

Sophia’s Restaurant – elegante y refinado restaurante de Milán con atmosfera cálida y cocina con mucha personalidad

Centro Congresos – 1000 m² de espacios congresuales ideales para organizar todo tipo de reuniones de trabajo

SPA Le Terme di Kyoto – Es el nuevo SPA panorámico construido en el 7° piso del hotel con vista sobre la ciudad

Además, todos los jueves de noche, el hotel se anima con música, buena comida y arte en ocasión de sus happy hours, que ya representan un punto de referencia en Milán para quien ama transcurrir una velada entre amigos y diversión.