Un hotel en el centro de Milán

Un hotel en el centro de Milán para descubrir el placer de estar lejos de casa

Muestras de arte, eventos culinarios, fiestas y aperitivos temáticos… esto y mucho más en un hotel de estilo, a dos pasos del centro histórico

Un hotel de estilo que nació hace sólo 10 años, pero que ya ha conquistado el corazón de sus clientes y de los milaneses: el Enterprise se ha vuelto un punto de referencia para transcurrir -en la ciudad- un período de vacaciones o trabajo lejos de su hogar, o bien, simplemente vivir momentos de diversión junto a colegas o amigos.

El hotel de Milán está ubicado en una posición definitivamente estratégica: lejos del frenesí de las calles más concurridas, surge sin embargo a lo largo de una de las avenidas más características de la ciudad, Corso Sempione, que conduce directamente al napoleónico Arco de la Paz, una de las prestigiosas puertas del centro de la ciudad.

Entre los servicios a disposición de los huéspedes se encuentran:

- Un pequeño pero funcional y bien equipado Fitness Centre, cuyo acceso es gratuito para los huéspedes
- Un nuevo SPA panorámico, “Le Terme di Kyoto”, oasis de relax y tranquilidad
- Un estacionamiento interior, con capacidad para 50 automóviles
- Tecnología de conexión inalámbrica gratuita a disposición en todas las habitaciones, apartamentos, centro congresos, jardines y áreas comunes
- Un apetecible desayuno buffet en el área “Naturaleza & Bienestar” con una variedad de productos sin gluten y biológicos
- Un refinado, amplio y luminoso restaurante, el Sophia’s Restaurant, que se abre a la ciudad con iniciativas enogastronómicas de alto nivel y fuerte personalidad
- Una rústica e íntima enoteca, donde se organizan catas de vinos y platos típicos de la cocina lombarda
- Dos Lounge bares con jardín, donde se organizan el conocido Happy hours del jueves y una nueva tipología de evento: el Aperitage, el aperitivo vintage.

Para completar la oferta del Enterprise Hotel, una serie de citas pensadas y organizadas para acercar a huéspedes y milaneses, al mundo del arte emergente: dos veces por semana se realizan muestras de jóvenes artistas que encuentran, en el hotel, la oportunidad ideal para mostrar su arte en el corazón de Milán, en un lugar de alta visibilidad.

Se organizan también muchas actividades para familias y niños: cursos de horticultura urbana, meriendas en el jardín, talleres de pintura.