Privé Bar

El Privè Bar es un punto de encuentro tanto para los clientes del hotel como para los milaneses. Se trata de un local de moda de diseño refinado, al que se puede acceder desde el exterior gracias a una entrada independiente en corso Sempione.

El ambiente es acogedor y elegante: una cúpula dorada que refleja la luz, una barra de bar de ónice verde transparente, la columna de servicios escondida por un tótem de palisandro, los mosaicos opalescentes de las columnas, las mesitas y sillas de piel estampada confeccionadas a medida por Cassina...